5 de agosto de 2010

Las cosas que me joden. Parte VII.

Hace 23 años, mi madre se tuvo que pelear con el cura de la iglesia en la que me bautizaría para poder ponerme el nombre que una vez vio en un graffiti. Me quería poner Stella, escrito en latín o en italiano y el hijoputa sacerdote alegaba que no era un nombre bíblico y que si quería escribirlo así tendría que ponerme delante o detrás algo rollo Carmen o María. Mi madre, que odia los nombres compuestos gracias a dios, consiguió que al menos le dejase castellanizarlo y ponerme simplemente Estela. Desde que conozco esta historia tengo más ganas de apostatar.

Así que me parece que lo que hizo mi madre fue suficiente motivo para

QUE ME CAMBIEN MI (puto) NOMBRE.

Sí, por que a ver. Parece que a la gente eso de Estela como que no se le queda mucho en el melón la cabeza y lo sustituyen a su antojo por otro cualquiera que se le parezca lo más mínimo o que directamente se les venga, se asemeje a mi nombre o no.

El caso más típico es el de Esther. Totalmente comprensible por lo parecido de ambos nombres. Las vecinas de mis abuelas siempre me llamaban Esther y a mí, de pequeña, eso me cabreaba bastante porque me encantaba mi nombre y estaba súper orgullosa de no conocer a ninguna otra Estela y que mi nombre fuera tan poco común. Estrella también lo han usado alguna vez y también veo la lógica como pasa con Esther o incluso Elena. Pero poco a poco nos vamos metiendo en terrenos más complicados...

Estefanía me empieza a tocar un poquito ya la moral. Y Esperanza. Supongo que estos dos nombres han servido alguna vez para llamarme por haber tenido amigas cercanas que se llaman así, porque ya solo van teniendo parecido con mi nombre en el inicio.

Elisa. Uno de mis jefes (el viejo, porque el joven bien que se lo ha aprendido y me vocea cuando quiere una pastillita o que le mire si tiene fiebre... Pobrecito, que se pone malito de taaaanto trabajar... Pobrecito que quiere mimos... Ejem...) me ha llamado hoy Elisa y ha provocado que empezase a escribir hoy este post.

Cristina. ¿Hola? Chela. ¿Mande? Raquel. ¿Perdona? Candela. ¿Candela? Candela, candela, como cruje la candela...

Hubo una época en la que decir que me llamaba Estela generaba automáticamente en todo el mundo la misma reacción: 

-"¡Anda! ¡Como la hija de Antonio Banderas!"

Pues no, mire usted, será que ella se llama como yo, porque le saco unos cuantos años... Unos 9 para ser exacta... Y además yo soy Estela a secas y no Stella del Carmen, como mi madre quiso evitar que me pusieran...

Pero sin duda alguna, hay un nombre que han usado para referirse a mí que odio sobre todas las cosas (y que me perdonen las que se llaman así, no tengo nada en contra de ellas, no como Gloria o Judith, nombres que empecé a odiar por sendas mujeres odiosas...). Odio a la tía que lo dijo y desde entonces la he mirado con cara de asco. 

Úrsula. Me llamó Úrsula a gritos en medio de la calle porque no le prestaba atención. Úrsula. ¡¿Cómo le iba a prestar atención si ese no era mi nombre?! Úrsula. Como la bruja mala de La Sirenita, con lo que yo amo a Ariel y odio a la pulpa pulpo hembra. Úrsula. Argh.

"Tampoco es para tanto", pensareis. Pues no. Al menos no me llamó Manuel, como hizo una vez la presentadora de "Matrícula", Paz de Alarcón.

-"¡Agustín y Manuel, del Instituto San Sebastián de Huelva!"

Y no cortaron para repetir la escena. Y así salió en televisión. Y desde entonces soy un poco Manolo.



Besos con marca.

16 comentarios:

  1. o.O No entiendo cómo se confunden con tu nombre de esa manera, porque lo de Esther y Estrella todavía tiene un pase, pero el resto es que no me lo explico O.o

    Besotes fermeritab.^^

    ResponderEliminar
  2. Vaaayaa telaaa!!!! No entiendo como la gente no es capaz de aprenderse un nombre... No se, si te llamas Estela, es Estela y punto... Yo es que no veo tan complicado tu nombre... Pero bueno, la gente suele inventar... A mi me pasa algo parecido, pero es algo que he acabado por aceptar... A mi ya suelen llamarme por el nombre de mi hermana... Claro, como somos gemelas y nos parecemos tanto... Lo odio! Bueno lo odiaba, ahora paso... Ahora es como si tuviera dos nombres. Lo mismo le pasa a ella... Digan el nombre que digan nos giramos las dos y ya está. Aissshhh...

    Pero lo que me ha jodido y mucho (bueno, que me ha disgustado) es lo de que te llamasen Manuel... Deberías de haber parado tu el programa y que lo repitiera... Anda ya! Manuel... joder, con lo wapa que eres y que te llame con nombre de tío... gafEAWFfewfagAFE...

    PD. Bueno, algo he aprendido... No tenía ni puta idea de como se llamaba la hija del Banderas... xDDDDD!!!

    Un abrazo Estela. Y una foto preciosa.

    ResponderEliminar
  3. ohhh como stella bonasera! xD

    yo conozco una úrsula... me costó digerir el nombrecito!
    madre mía ni que te llamaras un nombre superraro, la gente es tonta o que?

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí me pasa lo contrario: Antes odiaba mucho mi nombre, pero cada vez lo odio menos. Inma, me llamo. Aunque la gente suele llamarme Irma... ¡hasta cuando se lo doy por escrito!
    Eso sí, me has dejado a cuadros con Cristina, Chela, Raquel y Úrsula. Porque con Manuel ya me has matado del todo. Pa' matarlos a ellos, que anda que llamarte Manuel y encima no repetir la escena... Tiene delito. Aunque también lo tiene la canción a la que has enlazado xD.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Mariposa... me dejas que te diga mariposa? jejejej.

    Bueno, a lo que iba, pásate por el Registro Civil y pide que te cambien el nombre.

    De camino, te pasas por el Obispado y entregas un escrito que diga que quieres apostatar.... ya habrás acabado con las dos cosas que te joden que has dicho en este post.

    Es más fácil de lo que parece, créeme.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Mariposa... me dejas que te diga mariposa? jejejej.

    Bueno, a lo que iba, pásate por el Registro Civil y pide que te cambien el nombre.

    De camino, te pasas por el Obispado y entregas un escrito que diga que quieres apostatar.... ya habrás acabado con las dos cosas que te joden que has dicho en este post.

    Es más fácil de lo que parece, créeme.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Es la primera vez que dejo un comentario en tu blog.Pero te entiendo perfectamente porque a mí también me cambian mi nombre por otros odiosos. Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡No me lo puedo creer! Mi profesora también se equivocó un par de veces y me acabó llamando Úrsula, ya puedes imaginar el cachondeo en clase después ¬¬. Un poco odioso ese nombre, ¿no? Como tú dices, creo que nos recordará eternamente a la mala de la Sirenita.
    La cosa es que cualquier parecido entre tu nombre, el mío, y Úrsula es pura coincidencia xD
    Por cierto, que no conocía tu nombre de verdad, que eso de ir llamandote "Butterfly" era un poco incómodo y pijo, la verdad. Tu nombre es precioso, por cierto. Tu madre sí que sabía ;)

    ResponderEliminar
  9. Es la primera vez que te comento así que empezaré por saludar. HOLA!!

    Seré esquemático:

    1.-Mi propia abuela me llamaba Raúl
    2.-A mmi hermana no le dejaron ponerle a su hija Lola, tenía que ser Dolores por cojones. (La bautizó en Roma... como Lola)
    3.-Mi jefe me llamaba Román
    4.-En mi clase había una Estela y cuando alguien se equivocaba con su nombre le daba dos leches, se acabaron pronto los errores. (Era una tía enorme).

    Vamos que me he reído con tu post, de buen rollito, un saludo y hasta la próxima.

    Pd.-Yo Rubén.

    ResponderEliminar
  10. Tu nombre no es tan complicado ¡no encuentro razón alguna para que se equivoquen!

    Hay dos por ahí que son pasables, pero el resto no tienen NADA que ver

    Osea, Ursula? ¿Manuel?

    A mi me agrada tu nombre, Estela :)

    Un besito en tu cachetito
    y un abrazo para tu corazoncito...

    Hasta pronto...
    rojito*

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Yo también pasé por eso!! Pero al final conseguí que se me cambiara el nombre. :D

    ResponderEliminar
  12. Pues deben tener dislexia, nano... Por que yo nunca confundiria tu nombre con esos. Anda que no es bonito "Stella" madre de dios, el cura de los huevos... En fin, tú tienes un nombre muy bonito quieran o no quieran!!

    A mí que me llamo Gemma, lo confunden con Eva. Medio pueblo (dislexico, obv.) me llama Eva. Claro, i como no respondo a ese nombre, se cabrean. xD Bah.

    Muchos besos, muchacha :*

    ResponderEliminar
  13. jajajaja, muy bueno el post me has hecho reir, pero si es un nombre precioso, y nada dificil , esther digo estrella, ahinnn me confundi elisa, perdon ursula
    jajajaja

    ResponderEliminar
  14. Jo-der La verdad es que mi nombre no me ha creado muchas confusiones... aunque alguna vez que otra sí que me han llamado Lara, Clara, Aroa (¿?) o incluso Irene (WTF?) Pero bueno, todos los errores de mi clase iban para mi pobre amiga Azucena, a la que siempre llamaban Almudena xD

    Un saludo!

    Pdt.: Me gusta tu nombre, pero... grf... qué putada el que no dejaran a tu madre ponerte Stella!!! La Iglesia como siempre dando por culo.

    ResponderEliminar
  15. Es un problema el de los nombres. Yo me llamo Alan Christian y me apellido es español. Aquí en la Argentina cada cual tiene el nombre que sus padres quieran (salvo que sean ofensivos o malsonantes: Hay una ley en nuestro registro civil que prohibe poner nombres como "Mugriento" o cualquiera de ese estilo).
    En comparación con tu caso, yo tuve mi bautismo a los dieciseis años. Me convertí de grande al catolicismo. Mi familia no es atea pero tampoco tiene algún tipo de creencia definida. Por eso no tengo ningún nombre bíblico como a usanza de los varones españoles (igual eso depende de los curas).

    MUY BUENO TU BLOG. ME HIZO REIR TU HISTORIA (YO TAMBIÉN DETESTO A LS VIEJOS IDIOTAS QUE CONFUNDEN LAS COSAS).

    La única confusión que hubo con mi nombre fue cuando un musulmán de Libia dijo que "Alan" por una letra no era el nombre de Dios (Allah). Aquí los musulmanes son minoria - gracias a Dios - y se los mira con simpatia. Todo lo contrario de lo que sucede en España.

    Te mando un abrazo. Gracias por divertirme con tu anecdota.

    ResponderEliminar
  16. jajajjaja, hay que ver!! es algo así como mis abuelos...que me llaman Yesi en vez de Desi O.o ains xD pero piensa que tienes un nombre exótico q los demás son incapaces de verbalizar y listo! xDD

    ResponderEliminar

Butt ♥ feedback.