31 de marzo de 2009

LipGloss. Glosario de una Lipstick Lesbian.

¿Qué es una Lipstick Lesbian?

Yo me considero una Lipstick Lesbian. Una "lesbiana pintalabios" traducido literalmente, es una lesbiana femenina que gusta de otras lesbianas femeninas. A veces se confunde o se usa indistintamente con el término "Femme". Pero para diferenciar, una femme es una lesbiana femenina a la que le gustan las lesbianas "Butch" (masculinas). La pareja formada por Bette Porter y Tina Kennard podría ser un gran ejemplo de este tipo de lesbianas.



(Y si yo me meto en medio, un triángulo amoroso bastante femenino, muajaja). YA.

¿Cómo sabes si eres una Lipstick Lesbian?

  •  Sientes un gran poder sobre otras personas cuando te pones unos buenos tacones.
  •  Tu maquillaje es tu pintura de guerra.
  •  Crees que "Feminista Femenina" no es un oximoron, sino una redundancia.
  •  Te crees capaz de hacer todo lo que un hombre puede hacer, al revés y con tacones.
  •  Crees que Adán era un borrador, un esbozo.

Así, surgen otra serie de términos acordes a diferentes situaciones:
  • Chapstick Lesbian: Lesbiana que no es ni masculina ni femenina en el estilo, sino que se mueve en algo intermedio a ambos estilos.
  • Sapphist: Algo así como "Safista". Lesbiana muy cuturizada y refinada.
  • Lesbian Chic: Cuando las heteros se maravillan de las bolleras estilosas (en serio, no pillo esta traducción).
  • Diesel Femme: Lesbiana femenina que arregla su propio coche. (WTF?)
  • Femme2Femme (FemmeToFemme): Pareja de dos lesbianas femeninas.
  • Lipstick Butch: Lesbiana femenina en apariencia y masculina en el carácter.
  • High Femme: Lesbiana muy muy femenina, que siempre viste con tacones altos, faldas y maquillaje.

Realmente odio estas cosas. Si se supone que el colectivo de gays y lesbianas lleva tanto tiempo luchando por ser aceptados socialmente, ¿porqué se ponen trabas entre ellos mismos? Si se quiere conseguir la aceptación fuera de unas fronteras, desde mi punto de vista es más importante que la aceptación empiece dentro de las mismas fronteras, ¿no? Pero como está esta característica inherente al ser humano de ponerle nombre a todo, etiquetarlo todo, delimitarlo todo...

Esto podría sonar a perogrullada, pero son harto conocidos los problemas que tenemos las lesbianas femeninas. Que si queremos pasar por heteros para no ser descubiertas, que si somos menos lesbianas, que si no estamos definidas, que si somos heteros con ganas de experimentar... Y bueno, luego están los problemas a la hora de ligar, que no son pocos... Además, tenemos que sumarle que las lesbianas femeninas son el blanco perfecto del porno para tíos y de proposiciones tan recurrentes como "dejadme ver cómo os liais tu chica y tú" o "a ver si hacemos un trío", cuando el puto término, por una vez util para algo, dice claramente LES-BIA-NA.

Con lo fácil, bonito y gratificante que sería que cada uno follase y se enamorase de quien le apeteciera sin tener que estar pendiente del nombre con que se calificaría a esa relación, teniéndonos que preocupar solo de si "en tu casa o en la mía" (o en tu coche o en el mío, según la economía de cada cual...) y de tomar las precauciones necesarias.

Amigos, sed libres, sed felices y follad mucho.

Buenas noches. =)

29 de marzo de 2009

Mañana de domingo rara.

Esta mañana me levanté a eso de las 10. Fui corriendo a mear, más o menos como todas las mañanas. Hasta ahí, nada raro. Tenía el ojo derecho hinchado y me quedé un poco rayada. Me fui despacio y pensando de nuevo a mi habitación, cuando pasé por delante de la puerta de la cocina.

Mi perra estaba tumbada al sol. EL SOL. Entraba tanto sol por el ventanal de la cocina... Normalmente nunca estoy en la cocina a esta hora. Suelo estar en la cocina a las 6 y pico o 7 de la mañana, a la hora de comer y a la de cenar. Pero nunca sobre las diez de la mañana. Me fascinó la luz que había y lo tranquila que estaba Puka tirada al sol. El suelo de mi casa es negro, con betas más claras y se pone muy calentito. Entré en la cocina y Puka vino corriendo a "saludarme".

Me quité los calcetines y toqué el suelo. No lo pude remediar. Me remangué los pantalones, me tiré al suelo y me puse a tomar el sol. Puka se tumbó sobre mi barriga y así estuvimos un rato. Qué tranquilidad. Nunca me había alegrado tanto de haberme levantado "temprano" un domingo.

De pronto escuché que mi madre se levantaba. Me levanté corriendo y me volví a meter en la cama para que no se diera cuenta. Después de haber estado en el suelo al solito y haberme metido en la cama, estaba más calentita aún. No me apetecía ponerme a dar explicaciones ni que piense que estoy más loca aún de lo que ya se piensa.

El día ha empezado bien y ha seguido bien. Me espera una semana dura, a ver cómo la paso... Besos.

23 de marzo de 2009

She needs new faces...



She needs wide open spaces. 
Room to make her big mistakes. 
She needs new faces. 
She knows the high stakes.


Eso es lo que necesito. Nuevas caras. Joder porqué tiene que haber una enfermera que se parezca tanto a ella y que, además, tenga la voz tan parecida a la de ella...

Hoy he empezado un nuevo (y último) periodo de prácticas en Pediatría. De momento me ha hecho ilusión la unidad, me gustan los niños y parece que las enfermeras que hay son colaboradoras y de las que te dejan hacer cosas y te explican. También es cierto que ya son nuestras últimas prácticas de tercero y que se supone que ya hay cierta confianza en nosotras. Además, una de las compañeras con las que estoy se está convirtiendo en una buena amiga y me gusta estar con ella. Lo malo va a ser cuando me toque el turno en el que está esta enfermera que digo. La vi y casi me da un chungo, en serio. "Es la hermana", pensé. "Fijo que son todas enfermeras, fijo, fijo, fijo...". Y luego le pregunto dónde estaban guardados unos sueros y cuando me responde, se me forma un escalofrío en el inicio de la nuca que me baja hasta los talones. Su voz. Su puta voz, joder, se parece tanto... Me dice donde está lo que estoy buscando y que se va a ir a curar a un niño, que si quiero ir con ella. Me quedo parada unos instantes y, como buena masoquista que parece que soy, le digo que ahora mismo voy con ella. Y eso, fui a ayudarla a curar una herida de apendicitis y me estaba quedando super pillada. Me pregunto qué habré hecho en otra vida para que ésta me esté devolviendo tantísima mierda...

20 de marzo de 2009

Borrón y cuenta nueva.

Escribo esta entrada llorando. No puedo parar de llorar. No veo bien, todo está borroso por las lágrimas, pero estoy bastante jodida y no me queda otra a estas alturas que llorar. Todo acaba. Todo tiene que acabar y empezar de nuevo. La vida es un ciclo. Un jodido ciclo que odio. Esta entrada es un borrador que empecé anteayer, pero que no seguí porque no me dio tiempo. Los días acaban. Y ya hoy es sábado. Venía a contar que había estado a punto de borrar el blog entero. De hecho, tengo todas las entradas guardadas en un archivo por si al final decido borrarlo. Lo que sí he hecho ha sido borrar todo lo que se refería a mi "no-historia" con la mujer que todos sabéis y que no voy a nombrar porque tendría que borrar entonces esta entrada y nada de lo que estoy poniendo tendría sentido. Lo único que no pienso borrar son las entradas en las que hablo de la Aspirina porque no me da la gana, porque de alguna forma amo demasiado esa estúpida metáfora que creé hace algunas noches. No voy a volver a hablar de ella aquí, no debo y por una vez, voy a empezar a hacer las cosas que debo hacer.

Sabía que algo de esto iba a pasar. Que cualquiera podría entrar aquí y que mi vida estaba demasiado expuesta. Tengo que dar gracias a que la persona que me habló de esto sea alguien no implicada y con buena fe que me dijo que se podía saber a la perfección de quien hablaba en el blog. Pero sigo sin saber si alguien más de mi entorno sabe de esto y pudiera jugármela. Estoy jodida, acojonada, cagada, puteada y todos los sinónimos que se os ocurran para estar en la más asquerosa de las mierdas. Estoy intentando arreglar todos los destrozos que se han ido produciendo a mi alrededor. No importa si han sido por mi culpa o no. Y me estoy dando cuenta de que hay mucho desastre en mi entorno, de la destrucción que me rodea. Me he dado cuenta de que son muchas las heridas que están abiertas, los déficits que hay que subsanar, las asignaturas pendientes.

"Stella will be so devastated", que diría Tina Kennard tras echar un polvo. Que esa es otra. Si estoy llorando a moco tendido mientras escribo es porque ver el último capítulo de The L Word ha supuesto encender la mecha que llevo intentado pisar desde hace varias semanas y que se ha ido haciendo más corta. Se ha acabado al fin la serie que más cosas me ha hecho sentir en toda mi vida y que ha supuesto tanto, tantos sentimientos, tantos cambios, tantas cosas.

Esta semana está siendo brutal y estoy exhausta. No he parado en clases, en una investigación, en casa, con los cambios alimentarios y sobre todo con el Aeroboxing, que me tiene dolorida como creo que nunca antes lo había estado. Pero merecerá la pena o, al menos, es lo que me hace seguir adelante con todo esto. Es lo que me hace seguir adelante con todas las cosas en las que estoy metida. No sé, tengo la necesidad de terminar todo lo que está en progreso. Me leo y me releo y necesito ver que con el tiempo todo ha terminado, que no estoy incompleta tal y como me sentía antes y me siento ahora. Me leo y me releo y me doy miedo y pena. Estoy realmente mal y me da pánico intentar imaginar cómo van a transcurrir estos meses.

12 de marzo de 2009

Los jueves, mujeres. 7: Ácido AcetilSalicílico. Programa de desintoxicación.

El primer paso para resolver un problema es reconocerlo. Bien. Los últimos días me han servido para reconocer que aunque me moriría por un chute de AAS (reconocimiento 1) no tengo nada que hacer con ella (reconocimiento 2). En realidad son dos cosas que siempre he sabido, pero me faltaba el empujón definitivo para aceptarlo y durante lo que llevamos de semana, lo he hecho.

Estaba cansada de intentar por todos los medios conseguir una dosis y por fin hoy he decidido desistir. Al fin y al cabo, esto no me estaba llevando ni me iba a llevar a ninguna parte. Lo que había empezado bien, como un juego, como una relación entre dosis y consumidor agradable, ha acabado conviertiéndose en una situación bastante desagradable, en un deterioro brutal de mi persona. Y es hora de ponerle fin.

Me da pena, claro. Y me duele, me duele mucho como creo que ya dije en la entrega anterior de la Aspirina. Ahora lo que toca es esperar que llegue una nueva droga para volver a colgarme de ella. O una vieja sustancia amiga, que sé que nunca acabaré por desengancharme hasta que alguien me diga que se ha acabado, que ya no volverán a fabricarla. O que ya no esté en el mercado, cosa que me parece improbable dada su cercana fecha de caducidad.

Porque me conozco. Porque necesito nuevos estimulantes para olvidar las cosas pasadas. Porque me pasó lo mismo cuando esnifaba pintura (toma metáfora para quien quiera pillarla mañana por la mañana con el desayuno...) y tuve que recurrir al AAS para los dolores de cabeza que me provocaba.

También me voy a desenganchar del chocolate. Pero del de comer, que me está jodiendo bastante la cara otra vez. Y si puedo, me voy a apuntar al gimnasio, a Aeroboxing con una compañera de clase, aunque sólo sea por ver a tías en movimiento y llegar a casa reventada y me sirva para dormir toda una noche del tirón, que no sé lo que es eso desde que estaba en Bachillerato.

Sólo me queda pasar la gran prueba final si es que se produce. O quizás la vida por fin me de una tregua y no me someta a ella. Cuando llegue el momento os haré saber si estáis ante una campeona o ante la más débil de las drogadictas.

5 de marzo de 2009

Los jueves mujeres. 6: Hayley Williams

Lo mío con esta chica es puramente físico. No es que pertencezca a un grupo musical que me encante, sólo conozco y me gustan 3 canciones de Paramore y no tengo intención tampoco de conocer más. Pero es que...

Hayley Williams


...es una monada. Me encanta la carita tan dulce que tiene, que contrasta con la imgen de durilla que lleva.





Adoro el pelo que lleva y los cambios de color que se hace.




Además, tiene un tipín y es tan pequeñita...





Pues eso, que por una vez voy a dejarme de profundidades y de tías maduritas y me quedo con esta pipiola que me encanta y a la que achucharía por las noches. Y lo que no es achuchar.


Os dejo también los videos de las 3 canciones suyas que me gustan, para darle un poco de vidilla a esto (parar en el lateral del foro la música predeterminada para oírlos bien):

Paramore - Misery Business:


Paramore - Emergency:


Paramore - Crush Crush Crush:


Actualización rápida donde las haya, lo sé, pero es que el puto análisis del artículo de Epidemiología me tiene los sesos comidos. Se os quiere. 
(K)

3 de marzo de 2009

Mi nombre es Stella, tengo un plan.

My name is Anne, I got a plan. I may lack virtue, but I'm penitent. Ah-ooooh! Ah-ooooh! To lose my mind it's never easy. A shadow still, there's weight to me. Ah-ooooh Ah-ooooh J-J-Jesus Pieces rescue me. The more I try, the more it gets too complicated. J-J-Jesus Pieces rescue me. The more I give up, the more it takes, the more it takes. My name is Anne, I'll take a stand. I'll hold my head up dig on in... Ah-oooooooh! You can bait me for the hell of it, I'll take it for the hell of it. See it there, but it's too far ahead. Go numb from how bad I want it. See it there but it's too far ahead. And I hear you calling to me right from here. J-J-Jesus Pieces rescue me. The more I try, the more it gets too complicated. J-J-Jesus Pieces rescue me. The more I give up, the more it takes, the more it takes.


_______________________________________

Me llamo Stella, tengo un plan.

No voy a ser un penitente nunca más.
_______________________________________

Santogold - Anne