6 de diciembre de 2010

Diseccionando Lip Service.

(Aviso para navegantes. En este post no me voy a cortar un pelo de nada. Si no has visto aún la serie, cosa que creo improbable porque me parece que soy la última lesbiana sobre la faz de La Tierra que la ha visto, no sigas leyendo. Si lo haces, es bajo tu responsabilidad.)


Muchas eran las ganas que tenía de ver una nueva serie ambientada en el rollo bollo desde la gran ausencia que dejó en nuestros corazones (y en nuestros sueños húmedos) la grandísima creación de la puta Ilene Chaiken The L Word. Así que cuando me llegó la noticia de la nueva serie inglesa Lip Service, evidentemente no me pude resistir a verla. Bien es cierto que me ha costado ponerme con ella, que todas las de por aquí ya la habían visto y me decían "¡Tienes que verla, tienes que verla!" super sobrehormonadas ellas. Pero también es cierto que iba leyendo en tweets, entradas y comentarios de blogs, que si esperábamos un The L Word a la inglesa, que no lo buscásemos y que no era para tanto.

Con esta dicotomía de pensamientos, me puse a ver Lip Service intentando ser lo más imparcial posible. No puedo negar que las comparaciones son odiosas y que sí que he visto ciertos paralelismos con The L Word que más adelante comentaré (que no son pocos, la verdad) pero quitando estos prejuicios (seamos coherentes, The L Word fue DEMASIADO y cualquier cosa que comparemos con ella, nos va a resultar una mierda) Lip Service me ha gustado. Y mucho.


Ambientada en Glasgow (que se ha convertido en destino turístico lésbico tras la emisión de los episodios), esta serie de la BBC Three (algo así como aquí La Siete o Nova ¿?) nos sumerge en la vida de un grupo de lesbianas a partir de Frankie, la protagonista, que vive en Nueva York y vuelve a Glasgow, donde ha crecido, tras recibir la noticia de la muerte de su tía. Allí se reencontrará con la familia que la acogió cuando sus padres murieron y con sus amigos, entre los que se encuentra Cat, su ex-novia, a la que dejó de mala manera al irse a Estados Unidos.


Durante seis capítulos de casi una hora, que es lo que ha durado la primera temporada, nos iremos introduciendo en el mundo de los personajes cuyo hilo conductor será la misteriosa historia que rodea al pasado de Frankie. Pero no solo de drama vive esta serie. También tenemos humor, el día a día de unos personajes que aceptan sin problemas lo que son y, como no, carne fresca.


Frankie (Ruta Gedmintas) es la protagonista. Es inevitable hacer comparaciones con Shane, pero ya digo que eso lo dejaremos para después. Como ya he dicho antes, es lesbiana, algo butch, fotógrafa y vuelve a Glasgow buscando respuestas sobre su pasado. Lo que queda de su familia prefiere no saber mucho de ella por haberlos abandonado después de haberla criado y por no estar ahí cuando su tía estaba muriendo, aunque ella esto no lo sabía. Frankie es una gran amiga, pero es la típica lesbiana de la que debes mantenerte a kilómetros si no quieres salir herida. Alérgica al compromiso, le gusta jugar y puede conseguir casi a cualquiera que se lo proponga. Incluso algún chico cae en sus redes, aunque sólo los usa para el sexo, el amor lo deja para las mujeres. Atrae a los problemas y a pesar de parecer la más dura del grupo, es la más vulnerable.


Cat (Laura Fraser) es arquitecto. Es insegura a pesar de ser guapísima y brillante en su trabajo. Amiga desde el colegio de Frankie, su primer amor, al principio de la serie se encuentra buscando pareja, intentando reponerse de la pérdida de ésta. Maniática del control y la limpieza, vive con la desastrosa Tess y también es muy cercana a su hermano Ed. Aunque con sus amigos sí es capaz de abrir su corazón, no le pasa lo mismo en las relaciones amorosas. Lo que la lleva a buscar el amor en el conocido portal de internet GaydarGirls.


Tess (Fionna Button) es el personaje más divertido de la serie para mi gusto. Actriz en paro, es la mejor amiga de Cat y compartirá piso con ella durante un tiempo. Que sea un desastre traerá un poco de cabeza a su compañera, pero su amistad y la mediación de Ed, hermano de Cat y secretamente enamorado de Tess, harán la situación más llevadera. Ella es especialista en fijarse en mujeres a las que no puede tener y acaba de salir de una relación. Está buscando desesperadamente un papel importante en el cine o en el teatro. Es monísima, muy divertida y alocada y capaz de seguirle el ritmo a Frankie, de quien también es amiga.


Sam (Heather Peace) es sargento de policía y es la primera cita que tendrá Cat tras su ruptura con Frankie. Sorprende lo bien que llevan sus compañeros su homosexualidad, cosa que me parece genial que se muestre en la serie, normalidad ante todo. Claramente butch, es fuerte, dura, sabe lo que quiere y esto mismo la llevará a querer conquistar a Cat a toda costa cuando la conozca a través de internet y se encuentren por primera vez. Como es de esperar, Sam chocará con Frankie por ser todo lo contrario a ella. Franca, raramente esconde sus sentimientos, llegando a ser demasiado honesta y esperando lo mismo de la persona que tiene en frente. A pesar de todo, es bastante comprensiva. Mi gran amor-odio en la serie, no sé, me pone el papel de poli dura pero por otro lado me repele. Cosas raras mías.


Lou (Roxanne McKee) es la buenorra de la serie. Presentadora de televisión hecha a sí misma, conocerá a Tess cuando esté en un mal momento. Lou tiene una relación secreta con su compañero de programa, el cual está casado y no deja a su mujer. El ser encantadora cuando quiere pero inestable y con un humor muy cambiante harán que Tess se fije en ella. La curiosidad de Lou por estar con una chica la llevará a tener una relación paralela con Tess y su amante masculino, lo que hará sufrir bastante a Tess, que siempre la defiende.


Sadie (Natasha O'Keeffe) es una agente inmobiliaria que tonteará con Frankie y la meterá en problemas. Usa su trabajo para aprovecharse de las casas con las que trabaja y además es un poco ladrona. Pero ayudará a Frankie a encontrar un sitio donde quedarse y acabará sintiendo algo por ella.


Estos podrían ser los personajes principales femeninos. Hay más chicas en la serie, pero no sólo de mujeres vive Lip Service, así que aquí están los machotes del lugar:

Ed (James Anthony Pearson) es el hermano de Cat. Amable, educado, es ese gran amigo con el que siempre puedes contar y que nunca saber decir que no. Escritor en potencia, mientras escribe el que será su primer best-seller de ciencia ficción, vive de contratos esporádicos que a veces comparte con Tess, de quien ya dije que está enamorado en secreto. A pesar de parecer inocente, también sabe cuando soltar algún que otro dardo y se agradecen sus momentos de humor en la serie.


Jay (Edmun Elliot) es amigo de Cat desde la universidad, ya que estudiaron la carrera de Arquitectura juntos y además trabajan en el mismo estudio. Jay también es muy amigo de Frankie y la acogerá en su casa cuando llegue a Glasgow y no tenga donde ir, lo que le traerá problemas con Becky, su prometida. A pesar de ser un "viva la vida", ha sido fiel a su chica todo este tiempo, pero con la llegada de Frankie, se planteará si de verdad quiere meterse en todo eso del compromiso, la familia, la hipoteca... Llegando a ser infiel a Becky tanto con Frankie como con la atractiva becaria que tienen en la empresa. Un personaje muy interesante para mi gusto, me parece un tío muy atractivo y espero que su papel se desarrolle más en futuras temporadas (porque las habrá, nadie se cree que la serie quede así...)


Después de hacer un repaso a los personajes principales me gustaría hablar un poco de los temas que se tratan en la serie. A pesar de lo que muchos puedan pensar sobre estas series (desafortunado para mi gusto el comentario en House sobre que él veía The L Word en "mute"), esto no se trata de tías buenas buscándose y follando todo el rato.


Que lo hay, claro. Hay amor, hay sexo... Lo sé, nenas, queréis fotos:










(¿Hace un polvo?)

Uno del os temas que podemos encontrar son los problemas familiares, típico en casi cualquier teleserie. Recordemos que Frankie está en busca de una respuesta sobre quién es su verdadera madre. También podemos ver como la familia de Cat y Ed acepta a regañadientes la sexualidad de su hija y como, a pesar de saber que Tess es lesbiana, la madre piensa que ella y Ed forman una bonita pareja.


Refugiarse en el alcohol y las drogas cuando nos va mal y las consecuencias que nos puede traer. Varias veces hemos podido ver borrachos a los personajes de esta serie y después cagarla enormemente, como cuando Frankie y Sadie destrozan un piso o cuando Jay le da ketamina a la becaria con la que se lía creyendo que es cocaína y le da un mal viaje. Luego Cat casi paga las consecuencias, ya que el jefe se entera de todo el tema y ella es la responsable de esa chica y si Frankie no llega a echarse las culpas de todo, Cat podría haber perdido su trabajo.



Pero bueno, a lo que yo venía aquí era a destrozar un poco la serie, aunque me haya gustado y esté deseando que hagan nuevas temporadas. Y qué mejor manera de destrozarla, que haciendo lo peor que se le puede hacer a una serie: compararla con otra.

Como se viene diciendo desde que Lip Service vio la luz, la serie tiene ciertos puntos en común con The L Word. Y yo me he propuesto plasmar todos los que se me han ido ocurriendo mientras he ido viendo estos 6 cortos pero intensos capítulos.



El primero y más claro de todos es el que todas estáis pensando. Frankie es la Shane de Escocia.


Suelen llevar una ropa parecida. Poco femenina, cómoda, deportivas, vaqueros, sudaderas con capucha. Suelen ir a su rollo, con esos andares característicos de bollera de libro (o lo que yo llamo "el meneo")



Ambas usan a las chicas para olvidar sus problemas hasta que a ambas les llega la que de verdad se instala en sendos corazoncitos, que también los tienen, que son las que de verdad las hacen vulnerables. En el caso de Frankie tenemos a Cat y en el de Shane, a Carmen en un principio o a Molly más tarde.





Creo que a Frankie solo le falta haber sido peluquera antes que fotógrafa (quién sabe, igual en próximas temporadas descubrimos ese secreto..) igual que Shane, que en las temporadas finales nos enteramos de que le gusta darle a la camarita. Incluso Jenny le regala un estudio para que pueda trabajar en sus fotos.



Y luego está el tema de la familia disfuncional. De Frankie descubrimos que fue criada por sus tíos al morir sus padres, pero luego resulta que no, que su supuesto tío es su padre de verdad y que su madre aún sigue viva pero era delincuente y su padre prefirió adoptarla como sobrina antes de reconocer que era su propia hija y que viviera con la chunga en cuestión. Un rollo que si ves la series vas pillando poco a poco y que igual yo aquí no he sabido explicar muy bien. De Shane, sabemos que su padre era un "pichabrava" que abandonó a su mujer y a su hija y de la madre, la verdad, no recuerdo muy bien lo que se cuenta. Pero sí que Shane pasó la vida de orfanato en orfanato y que luego vuelve a tener contacto con su padre cuando se va a casar con Carmen, para que asista a la boda y tal y ya sabemos el cirio que se monta. El padre de Shane ha formado una nueva familia, se larga con una puta antes de la boda de Shane con Carmen, Shane planta a Carmen pensando que es igual que él y encima cuando llega a casa hecha una mierda, se encuentra con que tiene que cuidar de su hermanastro Shay.



Después del rollo Frankie-Shane, no sé si a todo el mundo también le habrá pasado lo mismo que a mí. Pero he de decir que yo he visto claramente una Alice británica en Tess.



Ambas son rubias, son muy expresivas cuando hablan, son un poco desastre, son graciosas, divertidas y están un poco locas y eso las hace ser mis personajes favoritos. Las dos tienen problemas con las mujeres: por no saber elegir bien, por querer volver con sus ex's... A Tess nos la presentan cuando recién ha cortado con su ex, luego vemos su relación fallida con Lou, luego se cree que su ex quiere celebrar su cumpleaños con ella y resulta que le dice que se va a casar y al final vemos todas las tonterías que es capaz de hacer por su vecina Fin. Y encima se encuentra con especímenes curiosos en GaydarGirls cuando Frankie quiere que vuelva al mercado ¿Os suena? Alice se arrastra al principio de la serie por Gabby Deveaux. Luego su tormentosa relación con Dana hasta que ésta muere, su extraño rollo con Phyllis, el "lesbiano", su escarceo con Uta Refson (la "vampira") y al final su tonteo y sus locuras en el ejército para conseguir a Tasha. Igual es que soy muy puntillosa, pero veo demasiadas coincidencias.
















(Amo a Alice, joder.)

Además, me jugaría el cuello a que la relación de Tess y Fin va a ser desarrollada en una futura temporada (¿te imaginas que no la hay y quedo como la mierda?) y entonces ya será todo "Talice" total: la rubia blanquita alocada, adorable y femenina con la negra butch buenorra perdida, seria y con la cabeza en su sitio. (Que no se note que me encantan ambas parejas, eh...)






("¡Mi soldado está en casa!" ¿No es adorable?)

Por desgracia (o suerte según se mire) no tenemos algo rollo "Tibette" en Lip Service. Pero tenemos una poli buenorra...



 ...con interrogatorios...



...tenemos fiesta salvaje en casa...





...momento hacer punto...



...momento "Esta vez soy yo la que domina"...



...montémonoslo en el coche...



...en Lip Service está la electricista y en The L Word, la carpintera (ambas con aspecto de mulata/negra *babas*)...



...alguna vez en tu vida tendrás que colarte por una ventana...



...no te ahogarás debajo de las sábanas...


(Yo esto no lo entiendo, cuando me pongo a jugar a la DS
 y me tapo la cabeza con las sábanas para estar más calentita,
 me tengo que salir rápido porque el aire se vicia
 y me ahogo. Cuanto menos ponerte a "faenar" ahí debajo...)

...y como no: ¡Es la hora del arnés!



Creo que podría seguir sacando punta y buscando similitudes entre ambas series. Pero si hay algo que Lip Service no tiene, es una potente cabecera como la de The L Word, que habremos cantado y tarareado tantas veces durante tantos episodios...


Aunque es cierto que al principio The L Word tampoco tenía una cabecera molona, igual en futuras temporadas de Lip Service nos cambian la pegadiza armónica por otra cosa...


En definitiva, con esta entrada lo que quería era regalaros buenos momentos visuales y llegar a la conclusión de que ambas series, con sus parecidos y diferencias, merecen ser vistas y disfrutadas, ya sea en soledad o en compañía. Aunque cada vez sea más fácil ver un papel lésbico en alguna serie, pocas veces tienen el papel protagonista, así que nunca está de más que, en pos de la visibilidad y la normalización (y el disfrute personal de cada una), de vez en cuando se nos obsequie con series dedicadas casi exclusivamente a nosotras.

Espero que os haya gustado este repaso a la serie bollo del momento, con los toques retro vintage de la serie bollo por excelencia y que el puente os esté yendo de maravilla.

Besos con marca.

16 comentarios:

  1. ojú, qué megadisección ^^
    tranqui, yo soy de esas pocas que no la han visto, soy tan pava que sigo viendo capítulos que ya he visto mil veces de L... ¿será vagancia mía? En fin, que tiene buena pinta, así que intentaré verla :)

    besitos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya como te lo has currao maja! Con razón se hacía de esperar el post, parece que hubiera vuelto a ver la serie :)
    La verdad es que la primera vez que vi a Frankie y a Tess las relacioné inmediatamente con las chicas que comentas en The L Word. Sin embargo, el rollo de Shane a mí nunca me moló y después de estar viendo un rato a Frankie le encontré cierto punto (y eso que a mí las butch nothing of nothing) La cosa es que Ruta Gedmintas (Frankie) fuera de la pantalla no es como en la serie. Mira, mira:

    http://www.youtube.com/watch?v=NGZGUofET2Q

    No sé. Que, a diferencia de L, aquí tengo debilidad por la "dura" del grupo *_*
    Otra diferencia es que me enamoré de un personaje masculino. Ed es tan cuquiii que realmente espero que vuelvan a explotar ese enamoramiento que tenía con Tess.
    Y poco más que tú no hayas dicho. Es pronto para decirlo pero creo que Lip Service no tiene nada que envidiarle a L. Cada una en su tónica.
    A ver si no nos tardan mucho en poner nuevos capisss
    Un besito y me alegro de que hayas disfrutado con esta serie tanto como yo ^_^

    ResponderEliminar
  3. madre mía qué currada de post!
    pues la verdad, no sé si decidirme a ver lip service... es que en L word, a parte de ser la novedad, estaban todas demasiado buenas, de aquí no me gusta ninguna! bueno, la poli un poco...

    ResponderEliminar
  4. Gensanta! Vaya post!Amos, me ha quedado clarita toda la serie! Y, si te sirve de consuelo, yo tampoco la he visto :-)

    ResponderEliminar
  5. Te lo has trabajado eh? Bueno ya sabes lo que pienso jijiji XD

    ResponderEliminar
  6. Coincido contigo que la serie es una copia de la The L Word, pero ya sabes, a falta de la otra...

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

    ResponderEliminar
  7. Estoy viendo The L word tras ver Lip Service. Y oye, L always.
    PD: Me encanta la cabecera de The L word.
    PD2: Yo también AMO a Alice.

    ResponderEliminar
  8. Después de lo que me dijiste y de verte, leerte, escribir tan apasionadamente de L, te diré que me la estoy "comprando". Ya te diré que me pareció.

    Ciao

    ResponderEliminar
  9. Me encanta como has diseccionado la serie!!A ver si es verdad y nos regalan una 2ª temporada o las que vengan!!

    Besos y feliz resto de puente!!

    ResponderEliminar
  10. Has salido en ambiente g tía!!! eres mi ídola!!! no es para menos porque vamos,peazo entrada!! me ha matado la foto de Frankie con lo de "I am totally NOT Shane" jajajaja


    MUÁ!

    Ellen.

    ResponderEliminar
  11. ¡Que nos regalen muchas temporadas por Dior! como se quede todo aquí, nos vamos a comer unas cuantas mierdas más de dos. jajaja

    ResponderEliminar
  12. Estoy acostumbrada a ver como en USA toman una serie o pelicula extrangera y la destrozan, hacen su versión con todas esas tipicidades (¿eso es una palabra?) yankies poco creibles, insoportables y/o insostenibles. Bueno, para mi aqui ha pasado alrevés, Lip Service "tomo" ciertas caracteristicas de la serie que (muy ciertamente han dicho por aqui) fue pionera e hicieron una historia mucho mejor contada, mas madura y contundente. Los personajes mantienen su "escencia" a lo largo de los capitulos, y podran aprender e intentar cambiar o volver a viejos habitos, pero no transformarse en personas totalmente diferentes por mero capricho del guion (¿o de la especulación de audiencia?. Amaría que haya otra(s) temporada(s) pero no me parecería descabellado que termine así, de hecho, por miedo a que luego la caguen hasta preferiría que quede con este final, me pareció excelente.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. La realidad es que todas las series, de temática o no, se copian y más si son de una temática en concreto.
    The L Word es como las pelis de hollywood con todo esa parafernalia, dinero, coches, casas, y demás movidas ambientadas en el lujo, y a pesar de que hay mucha tía buena y follan y eso está guay, es una payasada americana.
    Lip Service no es mejor, pero por lo menos es más real. The L world es un mundo de mujeres, joder no había ningún hombre!! y eso no es real porque, seas lesbiana o no, hay hombres en tu vida, y si no los hay, que triste tu vida endogámica.
    Lip Services es mil veces más real, creíble y cercana que la otra que es un invento total y, de momento, mucho más lleno de bastadas (como lo de "quinceañera" e intentar hacernos creer que eres hispana, claro).
    Por otro lado creo que se armó tato revuelo mediático y social con The L World y sus fans, que le habrá costado la vida y más a Lip Service a salir adelante un poco, con todas esas comparaciones cuestionándola constantemente.
    Si Frankie se parece a Shane es porque ambas representa a un tipo de mujer que existía en la sociedad real antes que en la ficción, y como viven de manera abierta y libre su sexualidad, cómo no iban a salir en una serie de temática lésbica?
    Señoras, The L Word no es el origen del lesbianismo!!

    Como cuando todo el mundo me decía que me había puesto los pelos como Shane (hola?? llevo el pelo así desde que se puso de moda ese horrible look en los 90, existo antes que Shane!!!)

    Por otro lado, las series de temática lésbica en un afán de representar la realidad de las lesbianas, la gran mayoría lo que consiguen en vez de representarla es genrar clichés, prejuicios, estereotipos, etc... así que cuidado con tragarnos lo que vemos, la vida de las personas es mucho más compleja.

    Me ví las dos series.
    Ya en cuestión de gustos: Lip Service, a pesar de ser más soporífera, me gustó más, más "real", y estados emocionale sy sentimentales mejor descritos ( a los americanos les cuesta la vida decir "te quiero").

    Disfrutad!
    BSS

    ResponderEliminar
  14. http://www.ambienteg.com/television/lip-service-tendra-segunda-temporada

    jajajaja ¿te habías enterado ya? biennnnnnnnn, no nos vamos a comer ninguna M ni nuestras palabras jiji

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que he visto ambas series, The L Word me ha encantado. Y la primera temporada de Lip Service, también me ha gustado mucho. Es cierto que en algunas cosas es muy "igual" pero también es verdad que una vez que en Lip Service se profundiza más en los personajes, se ven diferencias bastante íntimas entre Shane y Frankie o Tess y Alice. De todos modos, a mí también me ha parecido un poco plagio, sobretodo la historia de la carpintera y la electricista.


    P.D. Te sigo, un beso y sigue así ;)

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué post más currado! Pues yo no me esperaba que Lip Service fuera a gustarme tanto como lo ha hecho, esperaba una vulgar copia de The L word y casi me ha convencido más la serie inglesa, por tener tramas y personajes más creíbles y realistas. Y Tess también es mi favorita, me parto con ella.

    ResponderEliminar

Butt ♥ feedback.